Maritxu Urreta: donostiarra de pro

En verano de 2018 fallecía Maritxu Urreta con 102 años. Ilustradora, traductora, fotógrafa  y escritora, ha dejado una gran huella en la cultura vasca, pero no es tan conocida por el público. Aprendamos un poco más sobre esta mujer pionera donostiarra a través del Club vasco de Camping, del que fue socia fundadora en 1950 y la única mujer en su primera junta directiva. Llamada en realidad Miren Arantzazu Urreta Zulaika, nació en 1915 y su lengua materna fue el euskera. Estudió además de euskera y castellano, inglés, francés, alemán e italiano por el placer de leer a los autores en versión original. Y en su formación, además de las lenguas, tuvo gran peso el arte, y así realizó estudios de ilustración. Fue una adelantada a su tiempo que plasmó sus inquietudes y su saber en diferentes ámbitos. Por ejemplo, también fue una gran montañera. El Club Vasco de Camping es muy consciente de la gran figura pero a la vez desconocida para el público general de Maritxu Urreta. Una mujer que, sin duda, destacó mucho para su época y abrió brecha en pro de la participación de la mujer en diversos temas.

 

La pieza de la estación de Cristina enea

‘La Pieza de la Estación’ es un programa de microexposiciones trimestrales de piezas pertenecientes a colecciones de instituciones científicas y culturales de Gipuzkoa y relacionadas con el medio ambiente y la ciencia. El objetivo de esta iniciativa es profundizar en el conocimiento de estas colecciones.

La pieza expuesta en invierno, desde el 16 diciembre 2020 hasta el 14 marzo 2021, eran un par de esquís y dos bastones noruegos de los años 30 o 40 de Martxu Urreta. En el vídeo de más abajo se explica también qué tipo de objetos son en concreto y quién era ella.

 

Los esquís de Maritxu Urreta

maritxu urreta, donostiarra de pro

Objeto: Par de esquís y bastones de los años 40.

Material: Esquís de madera de fresno y bastones de bambú. Fijaciones «Candar», de cable (desaparecido).

Uso: Los esquís de esta época se utilizaban para todas las modalidades, descenso, salto o esquí de fondo.

Estos esquis fueron una donación de su familia al Museo del Montañismo Vasco (EMMOA) y el museo los cedió al Club Vasco de Camping, que los expone habitualmente en su sede social.

Maritxu Urreta nunca se conformó con hacer las cosas de manera sencilla y cómoda. Cabe recordar, entre otras cosas, su ascensión al Mont Blanc, la montaña más alta de Europa Occidental, en tiempos en los que las mujeres que se atrevían con la alta montaña eran muy escasas.

En sus viajes a las montañas más allá del Bidasoa conoció junto a aquella generación el fenómeno del «camping», y les pareció una oportunidad llena de ventajas aquella costumbre que les ofrecía la vía para sumergirse en la naturaleza y pasar unos días fuera de casa sin grandes complicaciones. Trajeron desde el extranjero las primeras tiendas de campaña, el resto de artefactos necesarios para el camping y también organizaron las primeras acampadas.

En aquella sociedad, que era muy exigente en materia de costumbres, no todos veían con buenos ojos el dejar libres a hombres y mujeres juntos en la montaña…

 

 

Fuentes: EITB audio, DHTE, Cristina enea

DÉJANOS TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.